Enchúlame la máquina!

Renovamos una vieja máquina de escribir

Creemos que este post te va a encantar! ♥

Quién no tiene en casa adentro de un ropero o en la bibliotequita, la querida pero olvidada máquina de escribir… aquella compañera de aventuras en el tipeo de cartas de amor o comerciales, elaboración de apuntes prolijos y clases de mecanografía en la escuela?

Te proponemos sacarla de su escondite, sacudirle el polvo y aggiornarla como un bello elemento decorativo para que se luzca radiante en tu estudio, escritorio o cualquier rinconcito de casa.

Máquina a la obra!

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

Necesitamos:

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

Así llegaba a nuestras manos:

Todo el que hace limpieza de cómodas, armarios o alacenas, sabrá que puede encontrarse cualquier cosa.
En nuestra familia, antes del “descarte” es tradición mandar fotos a un grupito de whatsapp con la clásica pregunta: “¿Te sirve?”
Y bueno… tenemos el sí fácil y es así como nos llenamos de cosas que justificamos con estos posteos 😉 De paso nos divertimos pensando ideas para hacerles un extreme makeover!!!

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

Enchúlame la máquina Baby!

Lo primero que hicimos fue limpiar toda la superficie con desengrasante de cocina y algodón, además de paciencia. En algunas zonas rebeldes nos ayudamos con quitaesmalte y logramos dejar las teclas súper blancas. Tengan cuidado si usan quitaesmalte, pónganse guantes (sobre todo si tienen las uñas pintadas) y pásenlo suavemente para no borrar la tinta de las teclas.

Cuando el teclado quedó impecable y el resto de la carcaza desengrasado (esto es fundamental para que agarre la pintura), decidimos pasar removedor de pintura en gel en la barra espaciadora ya que la pintura estaba descascarada.

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

Esto es necesario para evitar que la nueva capa de pintura “copie” esa irregularidad.
Para ello, envolvimos cuidadosamente en nylon y aseguramos con cinta de papel toda la superficie, a excepción de la barra.
Con un pincel pasamos el removedor, dejamos actuar unos 15/20 minutos y retiramos con espátula.
Van a ver que al instante de aplicarlo, la pintura comienza a “arrugarse”. Igual no debemos precipitarnos y es mejor esperar el tiempo correspondiente para que el producto actúe ablandando toda la pintura.
Al finalizar pasamos un trapo mojado con detergente para terminar de limpiar y cortar el proceso del removedor.

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

Nos ponemos glamorosas:

El rosa y dorado son una combineta perfecta en estos días: está de moda, es femenino y tiene un encanto muy chic! Igual ustedes pueden pensar y aplicar los colores que quieran.
Nosotras elegimos pintar los detalles con este aerosol Metallic de Rust-Oleum que seca rapidísimo, no se chorrea y tiene un color alucinante.

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

En esta parte fuimos trabajando por sectores, cubriendo la máquina en una zona o en otra. Si bien al tacto seca en 30 minutos (lo que nos permite ir trabajando en varias zonas consecutivas), el tiempo final de secado es de 24 horas, por lo que aconsejamos no manipular la máquina por ese período de tiempo.
Siempre agitar un minuto el envase y antes de aplicar, rociar en un papel de diario. Luego con pequeños movimientos ir superponiendo una “lluvia” de pintura. Las capas deber ser finas y de pasada rápida, para que no nos quede chorreado.

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

Rosa, rosa… tan maravillosa

Cuando ya tenemos todos los detalles dorados y transcurrieron 24 hs. vamos a pintar la carcaza con pintura a la tiza.
Usamos la línea Chalked de Rust-Oleum, que tiene una textura uniforme y aterciopelada, es al agua, se autoimprima y viene en un color rosa pálido hermoso.
Sin embargo, como buscábamos un rosa más jugado, decidimos tonalizarlo.
¿Sabías que podés darle color a las chalk? Lo recomendable es hacerlo con entonadores universales y nunca superar el 30% de la cantidad que le coloquemos para no alterar su textura.
Usamos rojo y naranja para obtener un rosado intenso.

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

Para aplicarlo usamos un mini rodillo de Velour Böron, que tiene textura de terciopelo y un acabado suave y extrafino. Además es excelente para este tipo de pinturas y en superficies lisas y semi lisas.
Su forma también nos permite acceder a las zonas de difícil acceso.
Además les podemos asegurar que luego de lavarlo quedó como nuevo!!! 😉

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

La dejamos pipí cucú!

Cuando hayan pasado al menos 3 horas de secado de la chalk rosada, podemos pasar a proteger la pieza.
Vamos a usar la Chalked transparente que tiene un acabado ultra mate y mantiene la textura de la pintura a la tiza y elegimos aplicarla con un pincel Böron serie pro-oval.
Estos pinceles, destacan de otros en que las cerdas, de filamentos sintéticos de alta calidad , garantizan una terminación impecable.
Por otra parte, al ser la virola oval y no tener remaches ni costuras, permite cargar más pintura y brindar un acabado súper liso.

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

Luego de pasar una mano, esperamos 3 horas y repetimos la operación.
Podemos aplicar de 2 a 3 manos para brindar una buena protección a la pieza.

Hoy en día la protección transparente mate está discontinuada, por lo que puede reemplazarse por la versión en aerosol.

Enchúlame la máquina!, Cardamomo

Esperamos que les haya gustado el cambio y se animen a transformar la de ustedes.
Otras opciones pueden ser: aqua, celeste pastel y para las más jugadas hasta pueden probar con un color carbón 😉
Como siempre, esperamos fotos! ♥

Aimé y Violeta.

COMPARTIR

2 comentarios en «Enchúlame la máquina!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *