Fórmulas caseras para ayudar a tus muebles

Para que mimes a tus muebles con lo que tenes en casa.

Ya hablamos anteriormente de la importancia de no usar productos comerciales para limpiar los muebles, que tienen más desventajas que beneficios, y ni hablar del costo y problemas en el medio ambiente… Entonces con qué reemplazarlo? Con lo que tenés en casa!! Tomá nota!

-Para hidratar: si la madera luce desgastada o querés disimular pequeños rasguños, aplicá vaselina o mayonesa y dejalos actuar 1 hora. Luego lustrá con un paño.

-Para limpiar: podés emplear 100 ml de vinagre, 100 ml de aceite de oliva y 20 gotas de aceite esencial de naranja dulce o limón. Agitá y rociá la solución en un paño para luego pasar por tus muebles.

-Para quitar manchas de moho: si querés desengrasar a fondo un mueble o sacarle restos de humedad, utilizá amoníaco. Podés rebajarlo con 3 partes de agua. Lo aplicás en forma directa y luego le pasas un trapo.

-Para suavizar marcas de vasos: podés valerte de la mayonesa o un corcho pasándolos por el área marcada en forma circular.

-Para dar brillo: te damos 2 opciones para reemplazar los limpiadores comerciales:

-Usar medio limón exprimido, una cucharada de agua y una de aceite de oliva. Mezclás y pasás la solución con un trapo. Lustrás para sacar brillo.

-Usar 10 gotas de aceite esencial de naranja dulce o limón cada 50 ml de aceite de oliva. Lo integrás y con un paño frotás suavemente por el mueble. Luego lustrás.

Importante!

-Siempre es recomendable probar el producto en alguna zona que no se vea y ver si no altera o decolora el lustre de nuestro mueble.

-Al pasar el paño, hacerlo siempre en el sentido de la veta.

-Si utilizás aceites esenciales, colocá las soluciones en envases de vidrio o PET, ya que los mismos se “comen” el plástico.

-Al ser productos naturales y perecederos es importante ir preparándolos a medida que necesitamos.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *